España Proscrita

Bajo la piel de España, todo es mitológico.

Durante mi infancia y juventud me enseñaron en las clases de historia que España arrastra en su desarrollo un retraso de siglos frente a otros países de Europa. Que las más señeras manifestaciones identitarias de España, como las corridas de toros, las procesiones o el flamenco, entre otras, son los vestigios de una sociedad trasnochada y degradada, santurrona, supersticiosa y brutal, forjada en la fragua inquisitorial y ajena a las luces de la ciencia y el progreso.

Leer más

«Misterios de minotauro». 46 x 55 cm. Óleo sobre lienzo. 2020. Colección particular.

El vaco traza puntos y líneas en la arena recordando los planos que vio cuando Dédalo se los enseñaba a su abuela Europa, quien los examinó atentamente. Dicen que pronto empezarán las obras.
Una gran excitación reina en la colmena.

«La infancia de Perséfone». 65 x 112,5 cm. Óleo sobre lienzo. 2015 – 2016. Colección particular.

La niña Kore se ha quedado muy quieta para mirarse en el espejo del cielo. Las manzanillas de agua le adornan las sienes como si las llevara prendidas de su peina.
Cuando una culebrilla serpentea levantando suaves ondas los «ranitocuajos» también se quedan inmóviles, escondidos bajo sus piececitos y su sombra.

«La niña Kore». 40 x 40 cm. Óleo sobre lienzo. 2018. Colección particular.

Los «ranitocuajos», como allí los llaman, se arremolinan junto a sus pies. Ella se queda muy quieta para no pisarlos mientras siente el suave limo resbalar entre los deditos de sus pies. Ya hace calor y muy pronto ese barrillo de agradable olor se convertirá en duros y secos terrones.

«Kore». 38 x 38 cm. Óleo sobre lienzo. 2016. Obra disponible.

Mientras jugaba con las flores y las abejas del templo, Kore había estado escuchando, en secreto, a sus meninas cuchichear sobre el próximo viaje de su abuela. Ahora, contemplando cómo el sol occidente iba encendiendo las plumas de los flamencos, recordaba aquellas palabras y se le llenaba el alma de zozobra.
Entretanto los zánganos, en sus corrales, estaban cada día más excitados.

«Minotauro abrevando». 42 x 42 cm. Óleo sobre tabla. 2002 – 2015. Obra disponible.

En un descanso de sus entrenamientos, el vaco se ha internado en el bosque. Aún aturdido por los esfuerzos, se inclina a beber en las solemnes aguas del Leteo, que más abajo se abre ya en las marismas de Jades.

«Su nuevo nombre, Perséfone». 41.5 x 37 cm. Óleo sobre tabla. 2001. Colección particular.

Perséfone se asoma a la pequeña ventana de su cámara. Quizás busca contemplar la oscuridad de la luna nueva, o las luciérnagas de alguna constelación. Apenas visibles unos ojos desconocidos la miran descuidados, brillando, como adormecidos, a la luz de su llama.

«Hari Agna». 100 x 100 cm. Óleo sobre lienzo. 2001. Obra disponible.

La Dama abre la marcha mostrando con su cirio el camino. No hay puerta, tan sólo una negrura indescriptible impide ver dónde se posa el pie en cada paso. Pero su mirada serena inspira fe: ella sabe.

«Encuentro en la cruz». 100 x 100 cm. Óleo sobre lienzo. 2001. Colección particular.

Cuando llegamos a una encrucijada todo parecía haber sucedido, haber estado sucediendo desde siempre. Una luz fría y aterciopelada vibraba allá adelante. Creí que ya estábamos cerca de la salida.

«María de la cueva». 100 x 100 cm. Óleo sobre lienzo. 2001. Colección particular.

Apareció ante mí. Desorientado por las horas de oscuridad me aferré con la mirada a la luz que vestía aquel seno desnudo. Luego se volvió y, comencé a seguir sus pasos.
Aún los sigo, aunque, a veces, su luz se pierda en la distancia.

«Los amores de Europa». 200 x 200 cm. Óleo sobre lienzo. 2001. Colección particular.

Confiada sobre sus hombros recorren juntos las someras aguas del rio Lete. Desde que les dieron a beber de sus aguas y olvidaron los caminos del mar deambulan enamorados por los cenagales de Jades, por las dunas del Tártaro, por las salinas de la Erebea.

«La puerta abierta». 200 x 200 cm. Óleo sobre lienzo. 2001. Colección particular.

Un viento súbito empujó las hojas y la puerta se abrió de par en par. Mi propio rostro me contemplaba, atento a cada uno de mis gestos. Ella seguía dormida, siempre dormida, guardada por aquel imponente Vaco.

«Caballero». 100 x 100 cm. Óleo sobre lienzo. 2001 – 2018. Colección Ayuntamiento de Saintes Maries de la Mer, Francia.

El Caballero de la Luz Andante ha llegado ya ante las tapias del templo. Cuando se dispone a entrar, una mirada flotante en el aire, quizás procedente de ámbitos lejanos, lo detiene unos instantes. 

«Bacante». 90 x 90 cm. Óleo sobre lienzo. 2021. Obra disponible.

Cuando el sol comience a elevarse sobre el horizonte comenzarán los preparativos finales. Hace días que los hombres empezaron a amontonar troncos y ramas en los lugares señalados.

La luna está casi plena y aún no ha empezado a hacer frío.  

Este cuadro está disponible. Haga clic sobre la imagen para verlo en la tienda.

«La sacerdotisa». 100 x 100 cm. Óleo sobre lienzo. 2001. Colección particular.

Hoy -equinoccio de primavera de 2022- hace cinco mil trescientos años de aquel día. La sacerdotisa de la diosa había dado muerte con su espada de bronce al vaco regio en presencia de la reina.
Los jóvenes aspirantes bullían de energía en sus corrales.

«Fiestas de primavera». 73 x 60 cm. Temple de huevo sobre lienzo. 2001. Colección particular.

Durante toda la primavera, semana tras semana, se suceden los ritos de selección. Las doncellas acuden con sus mejores galas a ver cómo las sacerdotisas van probando a los vacos consagrados. Pocos superan la última prueba. En Santa Ana la Nueva los llamaban «aristoi».

—»Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro, si no hace más que otro».

«Antonia La Gamba». 197 x130,5 cm. Óleo sobre lienzo. 2001. Colección del autor.

Todo está preparado para la marcha. Antes de que amanezca la comitiva se pondrá en marcha hacia levante, hacia las tierras señaladas. Desde la luna, la anciana reina estudia la ruta que habrán de seguir.

«Suerte de varas». 220 x 120 cm. Óleo sobre lienzo. 2002. Colección particular.

Las heridas están ya casi selladas. Muy pronto, el nuevo rey será conducido al templo y presentado ante la corte. 

«Bac-Kush». 190 x 127 cm. Óleo sobre lienzo. 2001. Colección particular.

El hombre vuelve triunfante de la prueba. En la cumbre de los dolores, cuando lo creyó todo perdido, se mantuvo sereno y entero; entonces, una mirada de amor afloró en sus ojos inundando los corazones de cuantos poblaban el coso.
La mayor victoria es sobre uno mismo.

«Los amores de Europa». 200 x 200 cm. Óleo sobre lienzo. 2001. Colección particular.

El vaco gigantesco ha sido, por fin, decapitado de su máscara. Desde que la vio al reflejarse en la Estigia pugnó por desprenderse de ella. Ungido en sus orillas el príncipe se recuperará, rápidamente, de sus heridas.

Este cuadro está disponible. Haga clic en la imagen para verlo en la tienda.

«La piedad». 200 x 200 cm. Óleo sobre lienzo. 2005 – 2011. Colección particular.

Entonces ella lo acogió en su regazo y le alivió, dulcemente, sus dolores de parto.

«La redención». 81 x 100 cm. Óleo sobre lienzo. 2004 – 2012. Colección particular.

Atrás quedaban ya, para siempre, las hechuras de su animalidad.